es en

Importador Oficial
Servicio técnico autorizado

Incendio de edificio en el norte de Madrid

Puedes consultar la noticia original aquí

Un gran incendio devora los pisos superiores de un edificio de Hortaleza, en el norte de Madrid

Está situado en la calle Dulce Chacón, en el barrio de Hortaleza. Las llamas, originadas en la cubierta, bajaron por la fachada sin causar heridos

incendio-madrid

Los vecinos del número 17 de la calle de Dulce Chacón de Madrid tuvieron que salir apresuradamente de sus viviendas, este sábado, después de que un gran incendio sumiera en llamas a las últimas plantas de una torre de viviendas. El rascacielos, de 20 alturas, ardió literalmente como una tea después de que, sobre las 6.45 horas, el fuego comenzara a descender por el revestimiento de la fachada desde la cubierta. Fue allí, en la cumbre de este bloque de pisos donde, según las primeras investigaciones, tuvo su origen el siniestro por causas que aún se desconocen. Afortunadamente ninguno de los ocupantes que se encontraban en ese momento durmiendo en sus viviendas resultó herido.

Construida junto a otras cinco torres de similares en la zona de Pinar de Chamartín –distrito de Hortaleza–, su altura dificultó el trabajo de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Hasta el lugar se desplazaron una veintena de dotaciones que, a pesar de la rapidez con la que se propagaron las llamas por el revestimiento de la fachada, lograron controlar el incendio en dos horas. A su llegada, los vecinos de las plantas superiores ya habían logrado desalojar por completo el edificio, avisando planta por planta. El buen estado de la construcción, relativamente moderna, permitió una evacuación «segura» por las escaleras.

El plan para atacar las llamas, incluyó dos grúas de hasta 70 metros –las más altas de las que dispone el cuerpo de bomberos en la capital– para rociar agua desde la parte más alta de la torre. Sus esfuerzos estuvieron centrados en controlar que el fuego no continuara su avance hacia los pisos inferiores, actuando especialmente en las seis últimas plantas. Gracias a ello, solo resultaron afectadas las tres últimas más la azotea. Ocho viviendas resultaron siniestradas por el efecto de las llamas o del denso humo, visible a kilómetros del lugar del incendio. Sobre la acera se precipitaron además escombros y piezas del revestimiento de la fachada. Tras dar por extinguido el fuego y revisar el estado de los pisos superiores, los bomberos sanearon y aseguraron los elementos inestables de la fachada. Solo cinco vecinos tuvieron que ser realojados temporalmente por parte del Samur Social. El resto, otros 15 residentes, pudieron volver a ocupar sus pisos hasta la planta 15 del inmueble después de que el Equipo de Guardia de Urbanismo, verificara que la estructura fuera segura. El alcalde José Luis Martínez-Almeida dio la «enhorabuena» en redes sociales a los bomberos por su rápida intervención.

Puedes consultar la noticia original aquí

Desarrollo Web Diseño web Barcelona